El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player



SITUACIÓN ACTUAL DE LA CUNICULTURA EN  MÉXICO
 
Como resultado de eventos académicos como el  primer congreso de cunicultura para las Américas promovido por el Colegio de Posgraduados (Texcoco, 1998) los siete encuentros nacionales de cunicultura promovidos por la Asociación Nacional de Cunicultores de México (2002- 2009), los  ciclos a nivel internacional de cunicultura empresarial promovidos por la UA Chapingo,  el congreso mundial de cunicultura  promovido por la Asociación Científica Mundial de Cunicultura (Puebla, 2004), de la integración del Comité Nacional del Sistema Producto Cunícola presidido por la SAGARPA (2003),  los  foros nacionales promovidos por empresas relacionadas con la actividad (Toluca,  2005; Texcoco, 2006; Morelia, 2008 y Tlaxcala 2009) y los encuentros estatales de cunicultores;  todos ellos realizados para promover a la cunicultura como actividad ganadera,  en nuestro país han tenido impacto positivo al menos en 25 Estados, quienes ya reportan producción de conejo, entre los más dinámicos  se encuentran  Puebla, Tlaxcala, Morelos, Distrito Federal, Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Jalisco y  Estado de México.

En ausencia de estadística básica,  a finales del año 2006 en el Estado de México, se realizo una encuesta piloto con la colaboración de la SAGARPA a través de sus centros CADER, se visitaron  517  granjas   localizadas en 36 municipios Mexiquenses, obteniendo la siguiente información:

El  75 % de los cunicultores son hombres,  el 25 %  son mujeres, el 77 %  de ellos son casados,  el 23 % de los  cunicultores son jóvenes,  el 57  % son adultos y  el 20 % son  adultos en plenitud,  el  promedio de edad es de 47  años.
El 75 %  de los cunicultores tiene  escolaridad máxima de secundaria, el 25% tiene educación media superior y superior, esta condición nos llama a  invertir  en la  capacitación continua como  el sustento más importante  para lograr la profesionalización,  la productividad, la competitividad y el desarrollo de esta actividad productiva.
El 90 %  de los productores ha financiado sus pequeñas granjas  con sus propios recursos,  el 62 % de las granjas  se encontró  en la  etapa temprana del desarrollo con  menos de cinco años de vida y el  38 %  se encontró en etapa  de madurez  con más de  5 años  de vida, en el 95  %  de los casos, la producción de conejos es complementaria a
la fuente principal de ingresos económicos, solo para el 5 % de los productores la cunicultura representa entre el 51 y el 100% de sus ingresos. 

El  84 % de los productores tiene entre 3 y 30   hembras  que  representan un sistema de producción a pequeña escala, el 14 %  de los productores tiene entre  31 a 300  hembras en producción, su objetivo  es participar en el mercado local  y  emplean un paquete tecnológico que les permite  hacer más eficiente la producción, sólo el  2 %  de los productores Mexiquenses tiene una producción considerada a nivel industrial.

Entre las unidades productivas (UP) visitadas  se encontró  un inventario total  de 10, 933 hembras de vientre con un potencial para producir 12, 000 kg. de carne de conejo en canal cada semana, con un valor comercial al menudeo  de  $699,000.00. En  promedio se tiene un inventario de 21 hembras de vientre por  UP,  con  un potencial de producción  de 18 a 20  kg. de carne de conejo en canal a la semana. Como referencia comparativa:  en el Estado de Tlaxcala los productores asociados reportan un promedio de 11 hembras de vientre por UP, a nivel internacional  y en algunos países de África donde la FAO ha impulsado la producción y el consumo de carne de conejo, existen  4 hembras  en promedio por granja,  en Francia existen 570 hembras,  en España se tienen en promedio 661 hembras, en Italia existen en promedio 714 hembras de vientre por granja, la producción de carne de conejo en Italia ocupa el cuarto sector cárnico del país, después de los sectores bovino, porcino  y avícola.

El  64 % de las granjas está entre muros y bajo techo, el 2 % de los cunicultores aún  crían sus conejos en el piso, el 10 % construyó sus jaulas y el 88 % usa jaulas de alambre  de fabricación nacional o importadas, las razas predominantes son Nueva Zelanda, California y Chinchilla, el 74 %  no emplea registros productivos ni contables, el 86 % de los cunicultores  no cuenta con un programa de bioseguridad.

El 85 % de los productores sacrifica sus conejos en el mismo lugar que se producen  sin el  conocimiento de que existe la NMX- FF-105-SCFI-2005 de aplicación voluntaria para mejorar  la calidad e inocuidad  de la carne de conejo.  El  4 %  de los cunicultores destina la producción para el abasto familiar, el 29 % vende conejos en pie y  el 67 % vende carne en canal fresca o refrigerada, la  comercialización es local y generalmente no  se emplean estrategias  de mercadeo, el 84 % no recibe asistencia técnica, el 89 % de los productores están desorganizados pero manifestaron su interés por pertenecer a alguna asociación de cunicultores.

Este estudio nos hace necesario proponer una nueva tipología de los  sistemas de producción para ser consideradas  en el diseño de políticas  públicas de desarrollo.

 

 

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Programa X Encuentro
Click mas Información

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player